heise.de, TELEPOLIS: Kataloniens neuer Präsidentschaftskandidat mit halbem Bein im Gefängnis

Kataloniens neuer Präsidentschaftskandidat mit halbem Bein im Gefängnis

 



El nuevo candidato a la presidencia de Cataluña con un pie en la cárcel

Aunque España no pudo evitar el tercer candidato del movimiento independentista, la CUP le impidió tomar posesión de su cargo

23 de marzo de 2018 por Ralf Streck

Jordi Turull. Imagen: Parlamento de Catalunya / Job Vermeulen

Ha sido una carrera en estos últimos días. De nuevo ha quedado claro que no se puede hablar realmente de un poder judicial independiente en España, especialmente cuando se trata del conflicto con los catalanes. Cuando esta semana ha aparecido el nombre de la ex portavoz del gobierno catalán Jordi Turull como plan C para la investidura a la presidencia de Cataluña , de repente, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena se movió de nuevo para tratar de torpedar la investidura de Jordi Turull y podría logralo ahora, después de que la CUP negara a Turull sus votos.

Anteriormente el Gobierno español había aplicado trucos por medio del Tribunal Constitucional: impidiendo que Carles Puigdemont fuera reelegido al cargo después de que partidos independentistas ganaran las eleciones forzadas impuestas desde Mardid. Durante mucho tiempo Puigdemont mantuvo su candidatura, pero en Madrid el Tribunal Constitucional demoró una decisión. Todavía no se ha decidido si se acepta el recurso constitucional preventivo , por el que incluso los abogados del Consejo de Estado no vieron ninguna base. Sin embargo, sin tomar una decisión, el Tribunal Constitucional impuso medidas cautelares para anular los derechos civiles y políticos de Puigdemont en la práctica y evitar su elección.

Más tarde dio un paso a un lado para no obstruir la elección de un presidente. Sin presidente la administración judicial desde España continuará existiendo. Aunque tampoco está claro si la aplicación del artículo 155 utilizado por Madrid es realmente constitucional ya que el Tribunal Constitucional hasta ahora tampoco ha decidido sobre su aplicación. Pero ha aceptado dos demandas contra el 155. ¿Estos jueces tienen suficientes dudas sobre su constitucionalidad al igual que muchos abogados y juristas constitucionales, o simplemente están retrasando la llegada al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)?

Lo que se critica para Turquía también debe aplicarse a España

Recientemente se ha criticado en el caso de Turquía que los recursos legales en el país de origen deben agotarse antes de que se pueda acudir a Estrasburgo. Sin embargo, en Turquía, los jueces constitucionales incluso habían dado la razón al periodista perseguido demostrando así el ejercicio de su independencia del gobierno. Algunos expertos acusan al TEDH de retirarse a un puesto formalista puesto que los recursos legales en el país no son efectivos si las instancias superiores toleran las violaciones de la ley y las quejas no llegan al fondo.

Lo que se critica a Turquía también debe aplicarse a España, donde el Tribunal Constitucional incluso cierra los ojos ante la tortura y el maltrato de periodistas y otras infracciones constitucionales y,como consecuencia, es condenado repetidamente una y otra vez en Estrasburgo.

Pero el daño ya está hecho desde hace mucho tiempo. España lo sabe. Un parlamento puede ser disuelto, su gobierno destituido y después de las elecciones impedido por la justicia. Todos están mirando, incluido el TEDH. El hecho de que el Tribunal Constitucional en España demore el proceso de acudir a Estrasburgo demuestra que no ha tomado medidas cautelares para evitar un mayor daño a la democracia y proteger los derechos civiles y políticos de los catalanes, incluidos los parlamentarios y candidatos presidenciales.

Pero volvamos a la investidura y al intento de prevenir a Puigdemont y finalmente a Jordi Sànchez de ocupar el cargo a la presidencia. Fue el juez Llarena, quien rechazó al preso preventivo -contra la jurisprudencia previamente válida y con justificaciones endebles – defensar su candidatura para ir al Parlamento, impidiendo así la toma de posesión. El miércoles Sànchez se hizo a un lado despejando el camino para Turull.

Con ello la carrera entró en su etapa final. Llarena citó al portavoz del gobierno el viernes junto con otros acusados ​​importantes ,ex miembros del gobierno ante el Tribunal Supremo, ante la nueva candidatura. La secretaria general de la Izquierda Republicana, Marta Rovira, o la ex presidenta parlamentaria Carme Forcadell deben prepararse para el encarcelamiento. Esta última es considerada dese hace mucho tiempo como el enemigo público número uno.

No es particularmente difícil, dado el comportamiento anterior del juez, imaginar que ahora quiera encarcelar nuevamente al ex portavoz del gobierno. El mismo Turull ha estado ya en prisión preventiva pero recibió la suspensión de la ejecución del auto de prisión junto con algunos ex ministros en noviembre . La ex candidata de la CUP Anna Gabriel no puede explicar la lógica seguida por el juez que continúa deteniendo a Sànchez y Jordi Cuixart, aunque sus acusaciones son mucho más débiles. Mientras Puigdemont y otros se habían trasladado a Suiza, Gabriel se salvó de la criminalización por su trabajo político en Suiza para informar al público internacional sobre los eventos.

Tras la convocatoria del viernes el presidente del Parlamento Roger Torrent preguntó a los partidos el miércoles por la noche y programó la sesión parlamentaria para la investidura de Turull para el jueves a las 5 de la tarde. Los unionistas españoles han intentado evitar esto nuevamente pero este procedimiento está cubierto por los estatutos, la decisión de la presidencia parlamentaria que habían exigido, no es necesaria.

La importancia de la jugada de Torrent, que sorprendió a Madrid, se refleja en el comportamiento del Presidente español. Mariano Rajoy ha cancelado un viaje planeado a Angola el viernes debido a la nueva situación en Cataluña. Otra reacción fue que el ex ministro del Interior Forn no fue liberado como se anunció, incluso habiendo sido pedido por la fiscalía. Por lo tanto el Tribunal Supremo ha vuelto a destruir una doctrina previamente válida.

Disputa entre los partidos independentistas

Al final la sesión parlamentaria comenzó a tiempo. Sin embargo, la espada de Damocles de la izquierda radical CUP ya pesaba sobre ella. Porque la CUP ya había anunciado que no apoyaria la planeada investidura de Sànchez. Fue una respuesta a la represión española. La CUP pide otra acción unilateral y desobediencia para la construcción de la república. Antes de la reunión, después de una reunión de dirigentes del partido, la CUP reiteró su determinación de continuar aferrándose a su abstención. Por lo tanto, Turull ha perdido la mayoría absoluta necesaria. El portavoz de la CUP, Carles Riera, incluso declaró que la alianza con los otros partidos había terminado. Los anticapitalistas quieren entrar en oposición. Criticó el retorno al “autonomismo” que tenía los otros dos partidos, una falta de compromiso con el previo proyecto conjunto, alegando que la única solución es ” construir la República”.

La CUP ha dejado en manos de la represión española si habrá una segunda ronda el sábado , en la queTurull puede ser votado también si es necesario por una mayoría de parlamentarios del partido de Puigdemont “Juntos por Cataluña” (JxCat) y la Izquierda Republicana ( ERC). Sin embargo, Puigdemont y Toni Comín, exiliados en Bruselas, tendrían que renunciar a sus mandatos, algo que Comín había descartado previamente. Además se duda si hay tiempo suficiente. Solo entonces ambos partidos tendrían la mayoría el sábado sin los cuatro votos de la CUP. Rovira, Forcadell y Dolors Bassa han renunciado preventivamente a sus actas con el fin de evitar, en caso de ser detenidas mañana que el juez continúe distorsionando las mayorías.

Al haber sesión de investidura empieza a correr el período de dos meses. Esto aumenta las posibilidades de que los unionistas definitivamente torpedeen la toma de posesión de un candidato del movimiento independentista. Pero si se llega a nuevas elecciones la CUP lo sentirá claramente. La CUP ya había perdido votos en diciembre y está claro que la oposición a Turull le pesará . Telepolis se enteró de que en la base muchos no entienden el procedimiento. La base exige la unidad de los tres partidos. Recuerdan bien cuando la CUP puso el proceso en riesgo por varios millones en los presupuestos llevando a la formación al borde de la división.

“No estamos en contra de nadie”

En vista del anuncio de la CUP el discurso de investidura de Turull estuvo marcado por una cierta renuncia, ya que tenía en mente que no sería elegido. Dijo, mirando a Puigdemont, “No soy yo quien debería estar aquí hoy”. Se ve a sí mismo como parte de una “solución” y quiere contribuir con su “grano de arena”. “Prefiero correr el riesgo de ser víctima de la injusticia, en lugar de eludir la situación actual”, explicó ante la posibilidadde ser encarcelarlo el viernes.

Mientras declaraba esto en el Parlamento, la Guardia Civil – que ha sido más violenta contra los participantes del referendum sobre la independencia- ha enviado de repente un informe al juez Llarena que incluye a 50 personas. El ex portavoz del gobierno catalán ahora está nombrado all, al frente de los responsables y debería haber sido “extremadamente significativo” para el proceso de independencia. Será interesante ver si Llarena lo encarcela después de esta interacción tan sobornada o si incluso le niega ir al parlamento para la segunda votación del Parlamento el sábado.

En su discurso, en parte en español, Turull se dirigió directamente a la sociedad española. Al igual que Puigdemont, ofreció una vez más a España un diálogo para resolver el conflicto que España ha estado negando durante años. “No estamos en contra de nadie y nos mueve la sed de justicia y paz”. Señaló que hay muchos vínculos: “Sabemos que muchos entienden que solo estamos ejerciendo nuestra democracia”, distinguió entre las acciones del gobierno y la población. En toda España, la gente siempre ha presenciado protestas pacíficas en Cataluña pero “nunca imaginamos que podría haber tanta violencia contra las urnas”.

La líder de la oposición de Ciudadanos anunció después de haber hecho todo lo posible para impedir a candidatos que Turull tampoco será presidente. Ella también anticipó su encarcelamiento por el juez de los unionistas. Ines Arrimadas acusó al movimiento independentista de ser un “circo” y una “ficción de República Catalana”. Anticipándose a la nueva estancia en prisión de Turul dijo: “Nadie va a comprarles la idea de que son prisioneros políticos”. Varias veces ha contestado en respuesta al “Sr. Puigdemont” y ha tratado de exagerar estos errores.

Ahora está en manos del juez si prevarica de nuevo , como lo explican reconocidos constitucionalistas y abogados encarcelando a Turull y también prohibiéndole acudir el sábado al Parlament. Depende de un cambio de opinión de la CUP -que es muy poco probable- o de la renuncia de Puigdemont y Comín, que Cataluña vuelva a tener un presidente el sábado después de tres meses.

Sin embargo, como medida de precaución, el Gobierno español ya había anunciado que continuará manteneniendo su administración judicial, lo que sería todavía más injusticia. Obviamente, eso no les molesta demasiado, ya que en Bruselas, Estrasburgo y Berlín las personas guardan silencio sobre los graves acontecimientos apoyando la injusticia. (Ralf Streck)

Traduït per Carme Novau

Please follow and like us:
0

Deixa un comentari

%d bloggers like this: