Neue Zurcher Zeitung: Carles Puigdemont – das Schreckgespenst der spanischen Regierung @WangenheimNovau

Carles Puigdemont – das Schreckgespenst der spanischen Regierung

Carles Puigdemont- el espectro del Gobierno español

El Gobierno de Madrid teme nuevos trucos del destituido jefe de gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont. Quiere evitar  desesperadamente que  vuelva a ser investido.

Autor: Andres Wysling

Puigdemont es el único candidato al cargo de Presidente de la Generalitat- la pesadilla del Gobierno español. (Foto: Yves Herman / Reuters)

La pesadilla más oscura del Gobierno español es esta: Carles Puigdemont, el presidente destituido del gobierno de Cataluña, aparece inesperadamente en el Parlamento catalán y es investido  como el nuevo jefe de gobierno de la región. A Puigdemont le sigue Puigdemont. Este titular, al menos simbólicamente, significaba el sonado fracaso de la estrategia de Madrid para desmantelar el proceso de independencia de los separatistas catalanes. Con semejante golpe teatral, el Gobierno de Mariano Rajoy sería ridiculizado frente al mundo entero.

El martes por la tarde debería comenzar el procedimiento para la elección de un nuevo gobierno catalán, pero la reunión se pospuso poco antes. Puigdemont, de 55 años, es el único candidato para el puesto de presidente y tiene una mayoría en el parlamento. Sin embargo, desde la declaración de independencia a fines de octubre, ha sido acusado de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. Se ha escapado de la justicia exiliándose en Bélgica. Si regresa a España será arrestado inmediatamente. La policía española ha tomado medidas exhaustivas para evitar que Puigdemont ingrese al país sin ser reconocido.

Con policía y justicia

Puigdemont parte desde el punto de vista que  como  representante electo del parlamento regional tiene  inmunidad parlamentaria y, por lo tanto, no puede ser arrestado. El Gobierno de Madrid ha intentado a última hora detener la candidatura de Puigdemont para el cargo de jefe de estado catalán mediante la presentación de una demanda ante el Tribunal Supremo. Afirmó que Puigdemont no podía moverse libremente en el país y por lo tanto estaba incapacitado. Esta argumentación constitucional y cuestionable no puede ser seguida por el Tribunal Constitucional. Después de todo, Puigdemont hasta ahora solo ha sido acusado, pero no condenado. Él está en posesión de sus derechos políticos.

Sin embargo, la medida preventiva de la Corte Constitucional sostuvo que Puigdemont  debería comparecer  en persona ante el Parlamento  si quería presentarse como cadidato a la presidencia de la Generalitat. Tenía que presentarse ante el Tribunal Supremo , después del arresto, podría solicitar permiso para asistir a la sesión parlamentaria. Una investidura sería posible pero solo con el consentimiento del tribunal. Una investidura “telemática” por circuito de video o mediante un delegado está fuera de cuestión. Eso estaba claro, de todos modos ,debido al reglamento parlamentario. Sin embargo, algunos separatistas han coqueteado con la opción de un Gobierno en el exilio.

Separatistas obstinados

(dpa) · El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, pospuso a una fecha desconocida la sesión programada para la tarde del martes para la formación de un gobierno en Barcelona. En una conferencia de prensa en Barcelona, dijo que Puigdemont seguía siendo el único candidato para el puesto y que tenía todo el derecho a volver a ser presidente regional. No se toleraría la injerencia en los asuntos de un parlamento legítimamente elegido por el poder judicial o el Gobierno central.

Gobierno en apuros

El primer ministro español, Rajoy, se siente cada vez más solo ante la continua tensión en Cataluña. Hay una creciente especulación en la prensa sobre quién podría reemplazarlo pronto.Puede asimilar que sea constantemente atacado por  críticos de izquierda,pero ahora hay cada vez más críticas entre las filas de los mismos conservadores y también del partido emergente Ciudadanos. El repoche de la derecha a Rajoy es que éste ha actuado demasiado vacilante contra las agitaciones separatistas en Cataluña.

Después de todo, los socialistas continúan apoyando al gabinete minoritario conservador. Actualmente no están interesados en una crisis gubernamental en Madrid. Quieren evitar una nueva escalada de la crisis nacional latente, en la que España se encuentra  debido a la cuestión de Cataluña.

Traducción Carmen Novau

Please follow and like us:
0

Deixa un comentari

%d bloggers like this: