THE INDEPENDENT – Dentro del movimiento independentista de Cataluña: “Nos golpean con palos … tenemos que vencerlos con votos”

Inside Catalonia’s pro-independence movement: ‘They beat us with sticks… we have to beat them with votes’

Dentro del movimiento independentista de Cataluña: “Nos golpean con palos … tenemos que vencerlos con votos”

 Richard Martin Barcelona

La campaña para las elecciones regionales catalanas convocadas por Madrid el 21 de diciembre comenzó esta semana con líderes separatistas clave tanto en la cárcel como en el exilio. The Independent se encuentra con los activistas carismáticos y miembros del partido que aún luchan por la independencia.
“Nos golpean con palos, tenemos que vencerlos con votos”: una mirada reveladora dentro del movimiento de independencia de Cataluña
Los golpearon por tratar de celebrar un referéndum, su parlamento se disolvió y sus líderes huyeron o fueron encarcelados, pero los partidarios de la independencia catalana no ceden.
Esta semana, 45,000 catalanes y sus simpatizantes acudieron en masa a las lluviosas calles de Bruselas para saludar a su depuesto ex presidente Carles Puigdemont y llevar su lucha a la capital de Europa. Cuatro días antes de Navidad lo llevarán a las urnas electorales en elecciones regionales donde pretenden demostrar que son más fuertes que nunca.
“El 1 de Octubre nos golpearon con palos”, dice Gabriel Rufian, refiriéndose a la violenta represión del prohibido referéndum por parte de la policía española. “El 21 de diciembre tenemos que darles una paliza con votos”.
Rufian, de 35 años, es el carismático representante del partido de izquierda independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que encabeza las encuestas por poco antes de las elecciones.
Él es su representante en el parlamento de Madrid, donde se ha labrado la reputación de ser un fanático de la chusma, una estrella de rock que va a la cámara con camisetas con consignas políticas, confrontando al gobierno central con discursos provocativos, sosteniendo accesorios – desde impresoras a esposas – para llamar la atención sobre su causa del día.
En Madrid es ridiculizado, pero en la ciudad catalana de Terrassa, donde llenó un salón de 300 personas el primer día completo de campaña el martes, es recibido con vítores.
“Pusieron a nuestros amigos y colegas en la cárcel, nuestra peor pesadilla”, le dice a la multitud cautivada.
“En las mesas de votación les daremos su peor pesadilla”.
El ambiente en el salón es eufórico y desafiante.
“Votamos el 1 de Octubre y ahora tenemos que defender nuestro voto y defender a nuestra república en las mesas electorales y esta vez no van a usar la violencia contra nosotros”, dice Eduard Morell, un activista del ERC en Terrassa.
Como muchos partidarios de la independencia catalana, incluido el entrenador del Manchester City Pep Guardiola, Rufián lleva una lazo amarillo para destacar el encarcelamiento continuo de figuras separatistas Oriol Junqueras, el líder de Esquerra, el ex ministro del Interior Joaquín Form y los líderes de la sociedad civil Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.
“Son 16 horas en celdas, junto a violadores, estafadores y ladrones”, le dice Rufián a The Independent desde la sede del ERC en Barcelona.
“Hace unos días recibieron cartas de miles de catalanes que les dieron ánimos y, a pesar de todo, están bien y son conscientes de la situación”.
Rufian es una figura destacada en Súmate, un movimiento de partidarios de la independencia de habla hispana cuyo lema es: “No se trata de tu origen, se trata de tu destino”.
“Queremos recuperar la República que nos robaron hace 80 años”, dice.
“Queremos un país para todos y para todo, un país que no sea tan duro con los débiles. En Cataluña hemos aprobado leyes progresivas que España ha derribado. No queremos una revolución, simplemente nos gustaría un país donde podamos poner un impuesto a las compañías nucleares y los bancos. Un país donde en invierno la gente no tiene que elegir entre comprar comida o poner calefacción “.
Las elecciones regionales fueron convocadas por el primer ministro de España, Mariano Rajoy, horas después de que el parlamento catalán hiciera una declaración de independencia unilateral el 27 de octubre.
Rajoy, quien también impuso el gobierno directo en la región ese día, instó a los votantes a “recuperar Cataluña de los estragos del separatismo”.
La Guerra Civil española y los 36 años de la dictadura fascista de Francisco Franco aparecen en gran medida en su discurso.
“Queremos recuperar la República que nos robaron hace 80 años”, dice.
“Queremos un país para todos y para todo, un país que no sea tan duro con los débiles. En Cataluña hemos aprobado leyes progresistas que España ha desestimado. No queremos una revolución, simplemente nos gustaría un país donde podamos poner un impuesto a las compañías nucleares y los bancos. Un país donde en invierno la gente no tenga que elegir entre comprar comida o poner la calefacción “.
Las elecciones regionales fueron convocadas por el primer ministro de España, Mariano Rajoy, horas después de que el parlamento catalán hiciera una declaración de independencia unilateral el 27 de octubre.
Rajoy, quien también impuso el gobierno directo en la región ese día, instó a los votantes a “recuperar Cataluña de los estragos del separatismo”.
Casi 2,400 empresas han trasladado su base desde Cataluña desde el referéndum ilegal, con la ayuda del gobierno español al aprobar una ley que facilita el traslado de sus operaciones por todo el país.
Xavier Garcia Albiol, líder del PP de Rajoy en Cataluña, ha dicho de las elecciones del 21 de diciembre: “La elección es simple: ¿quieres negocios y empleos o barricadas en nombre de la independencia?”
Según las últimas encuestas, Esquerra obtendrá la mayor porción de los votos en la región, el 20,5 por ciento, encabezando estrechamente a Junts per Catalunya, el nuevo nombre del partido liderado por Puigdemont, con un 19,3 por ciento.
Justo detrás de ellos, el 19 por ciento es el partido pro unionista Ciudadanos, liderado en Cataluña por la telegénica Inés Arrimadas que se ha comprometido a desentrañar el movimiento separatista si gana su partido.
Los partidos separatistas obtendrán el 45.8 por ciento de los votos, de acuerdo con la última encuesta del periódico El Periódico, con un 43.8 por ciento para los partidos unionistas. Catalunya En Comu, que no ha declarado a favor o en contra de la independencia, tiene un 8,5 por ciento, mientras que los partidos minoritarios tienen un 2 por ciento.
Eso le da a los partidos pro-independencia entre 65-68 escaños de 135 escaños en total, con 68 necesarios para una mayoría absoluta.
El Partido Socialista estaba muy atrás, pero han recuperado el rumbo en las urnas para unirse a Ciudadanos. El representante socialista Carles Castillo está en contra de la independencia, pero no está de acuerdo con lo que dice es un mensaje simplista de Ciudadanos y el PP.
“Ellos solo dicen que no a la independencia, pero tenemos que construir una sociedad”, dice.
“Cataluña ha hecho bien la integración y luchó para tener armonía entre sus ciudadanos, pero ahora estamos terriblemente divididos. No quiero que mis hijos vivan en un lugar dividido en dos bloques “.
Muchos partidarios de la independencia han llamado a las elecciones ilegítimas, pero se espera una participación notable del 80% el 21 de diciembre.
“Ningún voto se quedará en casa”, dice Bernat Castro, un asesor de comunicaciones políticas de 30 años con padres de Andalucía y Extremadura. Solía ​​creer que Cataluña podía coexistir dentro de España, pero gradualmente se desilusionó cada vez más con el gobierno central.
“La independencia solía asociarse con el sentimiento nacional, la cultura catalana, el idioma, tenía mucho que ver con el anhelo del pasado”, dice.
“Ahora las personas no están mirando al pasado; creen que merecemos un estado porque el gobierno español nos ha fallado. No se trata de historia, se trata de nuestro presente y futuro. Este movimiento solía ser romántico, ahora es pragmático “.
Castro destaca la diversidad del movimiento en las calles y en los partidos políticos.
Esquerra es del centro izquierda, pero parece medianamente conservadora en comparación con la CUP, el partido de base anticapitalista a menudo se ríe de los medios españoles por el desaliño de su vestimenta y el corte de pelo de sus representantes.
Es poco probable que la CUP se convierta en compañeros de camaradería con Junts per Catalunya, conocida antes como PdeCAT, pero estos grupos muy diferentes se han unido en nombre de la independencia.
“He visto personas con las que solía participar en furiosos debates políticos en manifestaciones en los últimos meses, personas con las que creía que no tenía nada en común”, dice Castro.
“Una frase que sigue escuchando en estos días es ‘¿Qué está pasando hoy?’ Todos quieren ir a las manifestaciones. Incluso mi abuela se está involucrando “.
El movimiento de independencia también ha atraído a personas con raíces de diferentes continentes. Liz Castro es de California y llegó por primera vez a Cataluña en 1987.
“La idea de la independencia en ese momento era como la idea de ir a la luna: estaría bien, pero no es posible. Eso ha cambiado enormemente en los últimos 10 años “, dice ella.
“Con cada manifestación masiva, la gente comenzó a creer que es posible.”
“La inversión que proviene de España no tiene comparación con nuestra población, el PIB o las exportaciones, está desequilibrada, y las personas que viven aquí sin importar si vienen de Andalucía o del Reino Unido se dan cuenta de que Cataluña necesita poder elegir su propio futuro”.
Rufián cree que su movimiento se ha visto reforzado por los caóticos últimos tres meses, sobre todo por las acciones de la policía española el 1 de octubre.
“1,000 personas resultaron heridas. Una persona perdió un ojo de una bala de goma. Y todo el mundo lo que hizo fue tratar de proteger las urnas de la policía  antidisturbios “, dice.
“Esperen y vean qué sucede el día de las elecciones porque muchas personas que no estaban a favor de la independencia votarán en contra de la respuesta de la policía.
“Si ganamos, será un grito de guerra a nivel internacional. Dijeron que éramos solo cuatro personas, si ganamos, les mostraremos cuántos somos realmente “.
Anouk de Babel
Please follow and like us:
0

Deixa un comentari

%d bloggers like this: